Bases biológicas del TDAH

Actualizado: 22 dic 2020

Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)

El TDAH es un trastorno que aparece en la infancia y cursa principalmente con los síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad. Se asocia con mucha frecuencia a trastornos de conducta, alteraciones emocionales o dificultades de aprendizaje. Puede adquirirse o modularse por factores biológicos adquiridos durante el periodo prenatal, perinatal y postnatal, como la exposición intrauterina al alcohol, nicotina y determinados fármacos (benzodiazepinas, anticonvulsivantes), la prematuridad o bajo peso al nacer, alteraciones cerebrales como encefalitis o traumatismos que afectan a la córtex prefrontal, una hipoxia, la hipoglucemia o la exposición a niveles elevados de plomo en la infancia temprana. También se ha asociado con alergias alimentarias (aditivos), aunque se necesitan más investigaciones al respecto.




Se puede mencionar los siguientes factores en relación a las bases biológicas del TDAH:


  • Factores neuroanatómicos

Las técnicas de imagen cerebral han permitido conocer la implicación del cortex prefrontal y los ganglios basales (áreas encargadas de regular la atención). Se sugieren alteraciones en las redes corticales cerebrales frontales y frontoestriadas.

Estudios con resonancia magnética han observado en los niños con TDAH un menor tamaño en diferentes áreas cerebrales: reducción total del cerebro, cuerpo calloso, núcleo caudado y del cerebelo que va cambiando con el tiempo durante el desarrollo normal. Algunas diferencias se mantienen hasta una década, mientras que otras desaparecen (las diferencias en el núcleo caudado desaparecen sobre los 18 años).

Estas diferencias volumétricas se manifiestan precozmente y se correlacionan con la gravedad del TDAH, pero no hay relación con el tratamiento farmacológico ni con la comorbilidad.



  • Factores neuroquímicos

La noradrenalina (NA) y la dopamina (DA) son los dos neurotransmisores de mayor relevancia en la fisiopatología y tratamiento farmacológico del TDAH. Ambos están implicados en la función atencional, encargándose también de la regulación motora la DA. Se ha observado afectación de las regiones ricas en DA (región anterior o de la función ejecutiva) y de las regiones ricas en NA (región posterior en relación con la flexibilidad cognitiva):


- El sistema atencional anterior (lóbulo frontal) está encargado de la función ejecutiva; la DA y NA son los neurotransmisores implicados en esta función. Su actividad es analizar la información y prepararse para responder. Las funciones más importantes son la inhibición motora, cognitiva y emocional (por ejemplo, guardar turno), la planificación (por ejemplo el uso de una agenda), y la memoria de trabajo a corto plazo (por ejemplo, recordar un teléfono mientras lo marcamos).


- El sistema atencional posterior (lóbulo parietal y cerebelo) está encargado de la flexibilidad cognitiva; la NA es el neurotransmisor implicado en esta función. Su papel es elegir la información más significativa, evitar lo que no sirve y fijar la atención en nuevos estímulos.



  • Factores neurofisiológicos

En los pacientes con TDAH se han observado alteraciones de la actividad cerebral como: reducción del metabolismo/ flujo sanguíneo en el lóbulo frontal, córtex parietal, striatum y cerebelo; aumento del flujo sanguíneo y actividad eléctrica en la corteza sensoromotora; activación de otras redes neuronales y déficit en la focalización neuronal.


Por último mencionar los factores psicosociales que también se han asociado a la manifestación de TDAH:


Los factores psicosociales pueden influir y modular las manifestaciones del TDAH. La severidad y expresión de los síntomas puede verse afectado a través de la interacción gen-ambiente (ciertos factores ambientales pueden tener distinto impacto en individuos que tienen un gen en particular, frente a personas que no lo tienen).

Estos factores son: inestabilidad familiar, problemas con amigos, trastornos psiquiátricos en los padres, paternidad y crianza inadecuada, relaciones negativas padres-hijos, niños que viven en instituciones con ruptura de vínculos, adopciones y bajo nivel socioeconómico (aunque esto último no está claro si es un factor en sí, o está mediado por las peores condiciones prenatales y perinatales, y otros factores de confusión).


Para terminar, recomiento el siguiente vídeo realizado por tdahytu explicando de forma muy amena y comprensible lo mencionado anteriormente:



741 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo