Trastorno por Insomnio

Actualizado: 22 dic 2020

El insomnio es una reducción en la capacidad de dormir como consecuencia a factores tanto psicológicos como biológicos y ambientales.


Aunque se basa en una queja subjetiva, existe una definición operativa, que incluye los siguientes parámetros:

-Latencia del sueño: Mayor a 30 minutos (tiempo en dormirse).

-Tiempo total de vigilia nocturna: Mayor de 30 minutos.

-Tiempo total de sueño: Inferior a 6 horas y media.

-Debe coexistir con somnolencia diurna y disminución del rendimiento.

-Los síntomas deben aparecer 3 o mas veces por semana.

-La duración de los síntomas es mayor a un mes.



El insomnio primario del DSM-IV se reconceptualiza como Trastorno de insomnio en el DSM 5, aumentando, en esta última versión del DSM, la descripción operativa de sus criterios diagnósticos:


A. Predominante insatisfacción por la cantidad o la calidad del sueño, asociada a uno (o más) de" los síntomas siguientes:

1. Dificultad para iniciar e! sueño. (En niños, esto se puede poner de manifiesto por la dificultad

para iniciar el sueño sin la intervención del cuidador.)

2. Dificultad para mantener el sueño, que se caracteriza por despertares frecuentes o problemas

para volver a conciliar el sueño después de despertar. (En niños, esto se puede poner de

manifiesto por la dificultad para volver a conciliar el sueño sin la intervención del cuidador.)

3. Despertar pronto por la mañana con incapacidad para volver a dormir.



B. La alteración del sueño causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral, educativo, académico, del comportamiento u otras áreas importantes del funcionamiento. •


C. La dificultad del sueño se produce al menos tres noches a la semana.


D. La dificultad del sueño está presente durante un mínimo de tres meses.


E. La dificultad del sueño se produce a pesar de las condiciones favorables para dormir.


F. El insomnio no se explica mejor por otro trastorno del sueño-vigilia y no se produce exclusivamente en el curso de otro trastorno del sueño-vigilia (p. ej., narcolepsia, un trastorno del sueño relacionado con la respiración, un trastorno del ritmo circadiano de sueño-vigilia, una parasomnia).


G. El insomnio no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento).


H. La coexistencia de trastornos mentales y afecciones médicas no explica adecuadamente la

presencia predominante de insomnio.


Especificar si:

-Con trastorno mental concurrente no relacionado con el sueño, incluidos los trastornos por

consumo de sustancias.

-Con otra afección médica concurrente

-Con otro trastorno del sueño


Especificar si:

-Episódico: Los síntomas duran como mínimo un mes pero menos de tres meses.

-Persistente: Los síntomas duran tres meses o más.

-Recurrente: Dos (o más) episodios en el plazo de un año.



38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo