Relación entre el estrés y las enfermedades cardíacas

Actualizado: 22 dic 2020

Los factores de riesgo cardiovascular se dividen en dos grupos: los principales, aquellos cuyo efecto de aumentar el riesgo cardiovascular ha sido comprobado (hipertensión arterial, colesterol elevado...), y los contribuyentes, aquellos que pueden dar lugar a un mayor riesgo cardiovascular pero cuyo papel exacto no ha sido definido todavía. En esta categoría entrarían las hormonas sexuales, los anticonceptivos orales y, por supuesto, el estrés.


Este último es el que suscita mayor interés en la población general, teniendo en cuenta que el nivel de consumo de ansiolíticos se ha disparado en la última década en España, superando la media de consumo de los países europeos, según el último informe de la Agencia Española del Medicamento. En este se señala que uno de cada tres españoles ha tomado ansiolíticos en el último año. Y es que la crisis derivada de la mala situación económica y laboral ha multiplicado las situaciones de estrés en muchos ámbitos.


Aunque cada vez más médicos ven el estrés como factor de riesgo cardiovascular, aún no se han demostrado los efectos del estrés emocional, de los hábitos conductuales y del estado socioeconómico en el riesgo de padecer una enfermedad del corazón o un ataque cardíaco.




Las reacciones fisiológicas provocadas por el estrés mantenidas en el tiempo pueden producir enfermedades coronarias.


Los efectos que el estrés puede producir son:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.

  • Aumento del tono simpático y reducción de la variabilidad en la frecuencia cardíaca.

  • Hiperagregabilidad plaquetaria.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo